lunes, 23 de agosto de 2010

La actitud

Se trataba de eso, de ser diferentes, de tener una cultura propia. De no tener que agachar la cabeza por venir de donde venimos, por ser quien somos, por encajar tan poco con el hueco que nos habían reservado.

En los barrios de Londres o Nueva York, que son para el mundo de la contracultura lo que el aire a la vida, existía algo entre los estrechos márgenes que dejaba la sociedad oficial, la abrumadora normalidad, que se acababa filtrando entre los ladrillos. Era la actitud.

La actitud reflejada en su pelo, en el gesto incisivo a la cámara de fascinación burguesa por el raro, el lúmpen, el extramuros, el working class encarado y orgulloso. La actitud en sus zapatos, en el abrigo, en la pulcritud inversa a la suciedad de las calles por donde andaban.

Y no sé que hicimos con ella, donde la perdimos, donde la dejamos abandonada.

Hay una gran diferencia entre lo actual y lo moderno, entre el original y el pastiche, entre los principios y la tendencia. Entre creernos lo que queremos ser y fingirlo, entre ser apasionados o unos cínicos.

Ustedes eligen si merece la pena intentarlo.

La foto es "Teenage Couple on Hudson Street" y está tomada en el 62 por la mítica Diane Arbus

10 comentarios:

modgeneration dijo...

Claro que merece la pena intentarlo. Pero eso sí, la actitud se tiene o no se tiene, no sirve fingir ni exhibirla sólo los fines de semana por la noche.

hay cosas (pocas) que el dinero todavía no compra.
un abrazo

magicpop dijo...

He visto comprar y vender de todo, incluidas personas. Lo he visto y me ha dado verdadero asco comprobar cómo llegamos a negarnos por unas cuantas monedas. En mi vida me han llamado muchas cosas: bocazas, impetuoso, soñador, iluso, perdedor, chulo y otros tantos calificativos con el objetivo de intentar destruirme como persona tanto en el ámbito público como en el privado. He trabajado para empresas dirigidas por mentecatos pero nunca he sido de los suyos, y eso no te lo perdonan, nunca. He amado con locura a mujeres pero nunca he permitido que me engañen, que se rían en mi cara. Os preguntaréis si soy un ser despreciable, malo, quizá un traficante de armas, un etarra, un proxeneta, o algo así, pues no, nada de eso, soy normal, tuve hipoteca, hijo, pareja, casa, y ahora sólo tengo a mi hijo y la actitud, la puta actitud y nada más. ¿Realmente ha valido la pena?. ¿Compensa?. No lo sé, prefiero no pensarlo. Gracias Dani, por escribir este brillante texto. Es un placer leerte.

Un abrazo
Àlex

Una persona normal dijo...

la "actitud" de los mods es una pura patraña desfasada en la que se escudan para tratar de vencer sus complejos infantiles y sus problemas de integración. Ah y por cierto, vivimos en 2010, no en 1967.

Un saludo

Daniel Bernabé dijo...

¿Quién ha hablado de mods? No, no se trata de eso, se trata de seguir los "rastros de carmín" que vienen de muy lejos y que cada día son más débiles.

Me alegro de su estupenda integración en el mundo que le rodea. A algunos nos parece tan babeante, imbécil y antiguo que preferimos no integrarnos, o hacerlo lo suficiente para sobrevivir.

La normalidad y los que la apoyan es vomitante. Ponga usted la tele y sientase feliz del jodido monstruo que han construido entre todos.

magicpop dijo...

¿A qué definición de la palabra complejo se refiere nuestro comentarista anónimo?. ¿Que es difícil de entender, que se compone de distintos elementos, al compuesto químico, al número complejo o quizá al sentimiento desfavorable que una persona tiene de si misma?. Pongamos por caso que sea la última y que su intención fuera la de burla, quizá cierto odio visceral hacia lo mod. Si es así, para hablar con propiedad estaríamos hablando de complejos adolescentes, ¿no cree?. Durante mi infancia, no recuerdo nada que afectara negativamente a mi personalidad relacionado con los iconos del modernismo.

Como veo que los mods no le somos simpáticos, le diré que ese no era el tema principal del brillante artículo de esta Aurora Moderna. La cuestión es que, aunque le parezca mentira que existan seres tan desagradecidos, hay personas obligadas a compartir su venerado espacio comunitario sin ganas de integrarse en este mundo tan previsible, dominado por intereses multinacionales, en crisis de valores, con personas sufriendo en la parte mas baja de la injusta escalera social y absurdamente falto de creatividad. Ese mundo, que a usted sin duda le parecerá maravilloso, a mi particularmente me resulta insoportable, pero no por ser mod, sino por ser como soy: perverso, insatisfecho, qué pena verdad. Y se lo digo sin rabia, ni orgullo, nada de eso, sino desde el convencimiento que mi actitud frente a la vida responde a una necesidad de creer en una sociedad justa, solidaria, con cultura y elegante. De todas formas, la certeza de esta inquietud es invariable al hecho de vivir en 1967 o en 2010. Eso no tiene importancia, créame. Lo verdaderamente relevante es su actitud frente a la vida. Vuélvase a leer el interesante artículo y reflexione, no le haga duelo, piense en usted mismo y en los que le rodean, y quizá descubra algo extraño en su vida tan normal que hasta ahora le había pasado desapercibido. Y si no es así, no se preocupe, tampoco pasa nada. Siga siendo tal cual aunque no tengamos nada en común, probablemente usted va a ser feliz y yo no, pero le felicito por ello, de verdad.

Un abrazo
Àlex

Sylviegirl dijo...

Querido tipo/a normal, me alegro por su aparente felicidad. Y digo aparente porque alguien que se preocupa por los mods, que no era este el caso, creo que tiene algo dentro que a lo mejor quiere salir…. La actitud ante este mundo tan injusto y cruel en el que vivimos es querer mejorarlo para todos y no sólo para unos pocos.

Le hago una pregunta, ¿el 29S qué va a hacer’, supongo que irá a trabajar como todos los días, ¿verdad? Aunque todos los días esté despotricando de la crisis, esa crisis de la que seguro no tiene ni idea de dónde, cómo y porqué se ha dado. Pues nada usted siga con su actitud que nosotros seguiremos con la nuestra, para que de algún modo su idílica vida mejore en algo, sin esperar ningún tipo de gratitud por usted y por el resto de “personas normales”. Siga divirtiéndose en su chiringuito de playa, escuchando el wakawaka y al resto déjenos vivir sin dar lecciones, que bastante tenemos con verles todos los días.

P.D. no soy mod, pero me interesa la cultura sea del siglo que sea.

Anónimo dijo...

Actitud Mod! Tù eres el desfasao por antilibertario! Yo vivo como me sale del rabo y si estamos en el 2010, mejor que mejor. El futuro es nuestro. Complejos infantiles? Tù lo flipas chalao y por supuesto no me quiero integrar con gente como tù que es la que me hace huir de esta sociedad de mierda. Tu sì que eres una patraña.

El normal de nuevo dijo...

De todos los que habeis firmado el unico al que no considero retrasado mental es al autor de este blog.

Anónimo dijo...

Patraña, chalao, subnormal!!! Vete al pueblo. Mundo Mod!!

Álex dijo...

Brillante, Daniel, otro argumento que apoya el razonamiento de que no es lo mismo la verdad que la autenticidad. Cualquiera que se encuentre cómodo (una palabra repugnante fuera de la cama o el sillón) en este mundo, merece lo que tiene, es decir, un montón de mierda alrededor.
Saludo.